Estamos viviendo cambios sin precedentes los cuales han traído retos y oportunidades y la tecnología juega un papel fundamental para adaptarnos a estos cambios.

Tiempo atrás no habríamos pensado en todas las aplicaciones que la Telemedicina tiene el día de hoy y todo el gran potencial que esta tiene para funcionar a la medicina moderna, estamos viendo hasta ahora la punta del iceberg de todas las aplicaciones que podríamos manejar con la adopción de la telemedicina.

Hombre mayor y su médico con videoconferencia con trabajador médico experimentado

Forrester Research tiene una predicción que al final del año 2020 se superara las mil millones de interacciones en la telemedicina y de acuerdo un estudio del Harvard Business Review se obtuvo que el 97% de los pacientes a tenido una experiencia favorable y recomendaría el uso de esta a futuro.

La movilidad limitada, la cobertura hacia zonas rurales y la capacidad de los sistemas de salud de atender a pacientes se han visto cada vez más beneficiadas por la adopción de la telemedicina.

Un ejemplo claro de esto ha sido que los proveedores de atención médica en Estados Unidos ahorraron en promedio $2750 Usd por paciente, cuando utilizaron la telesalud en vez de la terapia física presencial al darles de alta luego de una operación de rodilla, según un estudio realizado por el grupo de investigación de la clínica Duke.

telemedicina 2

Está muy claro que hacia donde el mundo avance tecnológicamente la información seguirá siendo factor clave para nuestras industrias, y es vital la administración inteligente de cada uno de nuestros recursos tecnológicos. En este contexto la inteligencia artificial forma un papel importante ya que ayudara a mejorar los diagnósticos procesos y seguridad de la información.

Es indispensable que podamos tener niveles de robustez adecuados en nuestra infraestructura que garanticen el mayor rendimiento posible de nuestras aplicaciones, esto se genera a través de la redundancia adecuada.

Los Componentes esenciales para una óptima redundancia son:

  • Conexión confiable y ancho de banda apto para altos volúmenes de datos.
  • Protección de energía con respaldo (UPS) que garantiza siempre la disponibilidad de todos los equipos de aplicación crítica.
  • Soberanía y protección de los datos, su seguridad y las regulaciones.

Nuestros centros de datos deben estar preparados para la próxima generación de capacidades de comunicación, almacenamiento y computación.

Imagen-1-Vertiv-SmartCabinet

Por Esta razón las principales preguntas a tener en cuenta los proveedores de servicios médicos y todas aquellas compañías que buscan adaptarse a los crecientes cambios son:

¿Es nuestra infraestructura escalable?

¿Tenemos el ancho de banda que soporte la elevada demanda de nuestros servicios?

¿Están nuestros sistemas integrados y cumple nuestra red los requisitos de latencia para una fácil integración?

¿Cumplimos con los requisitos adicionales de almacenamiento de datos?

¿Contamos con una estrategia de energía de respaldo que nos permitirán una disponibilidad completa de los equipos de TI?

¿Tenemos los recursos y las capacidades correctas para satisfacer la creciente demanda de Infraestructura?

En resumen, la disponibilidad la eficiencia y la escalabilidad son absolutamente necesarios para reducir costos y mejorar la experiencia de nuestros usuarios ya sean pacientes o proveedores y esto se logra con una infraestructura de nuestros centros de datos sólida y adaptable a los cambios.

Es aquí donde debemos tomar ventaja de esta gran oportunidad de mercado donde podamos conectar la demanda y la oferta de este tipo de soluciones.

Deja un comentario